Slider

    El médico que contagió de coronavirus a una embarazada en Marruecos ejercía como ginecólogo de manera ilegal

    El Ministerio de Sanidad de Marruecos ha impulsado una investigación contra el médico que ha contagiado el coronavirus a una mujer embarazada en Tetuán. El origen de la investigación viene marcado por el riesgo a la salud pública en el que ha puesto este sanitario a la población al no someterse a la cuarentena obligada que tienen todos los ciudadanos tras volver de un viaje en el extranjero.

    Pero no solo eso: la investigación judicial impulsada por Sanidad, en colaboración con la Fiscalía del reino en la región de Tetuán, y la administrativa, por parte de la Inspección General del Ministerio de Salud, han descubierto además que este médico ejercía como ginecólogo a pesar de no tener titulación alguna acreditativa de esta especialidad.

    Lo grave del asunto, que ya ha provocado un contagio que ha dado positivo pero del que se sigue investigando a las personas que pasaron por su consulta, es que evitó hacer la cuarentena y siguió tratando a las personas que pasaban tanto por su consulta de un centro sanitario público como de uno privado.

    En este periodo desde que volvió del extranjero hasta este lunes, cuando se destapó su caso, llegó a realizar dos operaciones sin que el delegado provincial del Ministerio de Sanidad le informase sobre las reglas y el protocolo precisos que debía seguir.

    Por todo ello, el médico está acusado de incumplir las normas deontológicas y éticas al poner en peligro la vida de los demás; usurpar la calificación sabiendo que él es un médico general y no un gineco-obstetra como se hacía pasar; y al delegado provincial de Sanidad se le acusa de actuar con negligencia y falta de responsabilidad al manejar información falsa.

    Las decisiones adoptadas en primera instancia han sido ejecutadas este mismo lunes y conllevan el cierre de la clínica privada que tenía y de la consulta médica. Sumado a esto, se están impulsado las medidas legales y administrativas correspondientes. En cuanto al delegado provincial de salud, se aplicarán medidas “coercitivas”. Las autoridades también han informado de que las investigaciones judiciales seguirán su curso.

    El último caso conocido en Marruecos por coronavirus comenzó precisamente en la clínica de este médico. Una mujer embarazada de Tetuán dio positivo por coronavirus, siendo la número 134 según fuentes oficiales.


    Fuente: El Faro de Ceuta

    Ponte en contacto con nosotros

    Síguenos en redes:

    © 2020 García-Valcárcel & Cáceres Abogados. Todos los derechos reservados.